ESPECIAL: Análisis Leones-Tigres, posición por posición

junio 8, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Los Leones contra los Tigres. El equipo más ganador en los últimos años contra los sorprendentes bengalíes, que dejaron fuera a un equipo armado para grandes cosas como fueron los Diablos Rojos.

Leones y Tigres se vuelven a enfrentar en una Serie de Campeonato de la Zona Sur, luego de aquella final de 2015 que se decidió en siete desafíos gracias a aquel monumental, increíble error de Francisco Peguero en el partido cinco, cuando los quintanarroenses tenía asegurado el triunfo que eliminaba a los Leones.

Los yucatecos fueron séptimos en bateo colectivo con .295, con 50 cuadrangulares; los quintanarroenses fueron undécimos, con .289 y 49 palos de vuelta completa.

En el pitcheo, los melenudos fueron los mejores con 3.95 de PCLA y los de Bengala quedaron en cuarto sitio con 4.41 de PCLA.

A continuación un análisis posición por posición de los Leones (40-17) y los Tigres (33-21):

RECEPTORES

Francisco Córdoba (Tigres) tuvo una buena temporada regular (.295 y 25 producidas), pero en el playoff ante los Diablos estuvo espectacular: .357 con siete producidas y cuatro cuadrangulares en los cinco choques. Su trabajo detrás del plato es de lo mejor.

Sebastián Valle (Leones), al igual que Córdoba, brilló en el playoff ante los Bravos de León, con dos cuadrangulares y seis producidas, luego de una temporada regular entre azul y buenas noches: .203, seis bambinazos y 18 producidas. Además se ponchó en 39 ocasiones. Es uno de los mejores receptores defensivos de la Liga.

PRIMERA BASE

C.J. Retherford (Tigres) mantuvo su calidad con la macana en el rol regular (.306, con 40 producidas y ocho cuadrangulares), aunque fue propenso a los ponches: sorbió 40. En el playoff pasó apuros: apenas bateó para .150 con cuatro remolcadas, sin jonrón.

Arthur Charles (Leones) es promotor del juego enérgico y de la emoción en el equipo y una muralla en la inicial. Aunque fue el melenudo que más ponches sorbió (56), disparó nueve cuadrangulares y remolcó 34 anotaciones. Su porcentaje fue de .265. En la postemporada le dio a la canica para un discreto .250, con un bambinazo y tres producidas.

SEGUNDA BASE

Carlos Alberto Gastélum (Tigres) es el símbolo del equipo quintanarroense. Aunque ya no es el mismo (está en su campaña 17 en la LMB), es eficiente y el líder del equipo. Su guante mantiene el nivel, pero su bate ha descendido. En la campaña regular bateó para .251 y apenas para .100 y dos remolcadas en lo que va de la postemporada.

Wálter Ibarra (Leones) llegó para cubrir el hueco que dejó la salida de Esteban Quiroz y lo ha hecho de maravilla, especialmente a la defensiva. Bateó para .295, con 22 remolcadas. En la postemporada batea para un bajo .190 con un compañero fletado al plato.

TERCERA BASE

Brian Hernández (Tigres) fue uno de los mejores bateadores de toda la LMB en el rol regular. El mexicanoestadounidense llegó a los Tigres procedente de los melenudos a cambio del “Pony” Quiroz el año pasado y se ha convertido en uno de los principales jugadores del equipo bengalí. Bateó para .379 con 46 remolcadas en la campaña regular y en los playoffs le suena a la canica para un alto .478 con seis producciones.

Ricardo Serrano (Leones) llegó a los melenudos en lugar de Alberto Callaspo y renació, luego de un lento arranque con Unión Laguna. Su defensiva mantiene el nivel que lo llevó a ganar un “Guante de oro”. Bateó para .241 con tres bambinazos y 33 remolcadas. En la postemporada batea para .133 (de 15-2) con dos producidas. Es suyo el único error de los melenudos en esta postemporada.

TORPEDERO

Everth Cabrera mejoró u bateo al llegar a los Leones. No es lo mismo jugar con el sotanero que con el líder

Rolando Acosta (Tigres) regresó a los bengalíes tras jugar en 2016 y 2017 con cuatro equipos y se consolidó. Además de su madurez a la defensiva y su entendimiento con la “Chispa” en las jugadas de doble matanza, cumplió la mejor campaña regular de su carrera con el bate, con .337, seis cuadrangulares y 29 producidas. Su buen nivel se mantuvo en la postemporada, en la que batea para .389.

Everth Cabrera (Leones) tiene un guante de Grandes Ligas pero un bate de Doble A. Llegó procedente de Unión Laguna luego de aquel pelotazo que recibió Diego Madero en la cabeza y se apoderó de la titularidad. Con los Leones mejoró su porcentaje de bateo. Cuando llegó bateaba para .252, pero con los yucatecos le dio a la esférica para .330. Además acumuló 13 estafas, seis de ellas con los Leones. En los playoffs batea para .214 y es el líder de bases robadas de la postemporada con tres.

JARDINERO IZQUIERDO

José Manuel Rodríguez (Tigres) cayó como anillo al dedo con los quintanarroenses, luego que pidió su salida de los Acereros de Monclova. Aunque su posición habitual es en la segunda base, no lo hace mal en el bosque izquierdo. Hasta hoy no explota su macana: en la postemporada batea para .238 con tres remolcadas y en la campaña regular lo hizo para .253 (un raquítico .219 con los Tigres), con cinco cuadrangulares y 30 producidas (14 con los de Bengala).

Jesús “Cacao” Valdez (Leones) es parte importante de la zona poder del orden al bate y el consentido de la afición. En el rol regular, luego de un lento arranque, bateó para .364, con ocho bambinazos y 34 producidas. En estos playoffs conecta para .381 con cuatro remolcadas. Su defensiva ha mejorado bastante.

JARDINERO CENTRAL

Alonzo Harris (Tigres) fue importante en la campaña regular (.301 con 42 carreras anotadas y 13 bases robadas), pero ha sido más determinante en la postemporada, en la que batea para .500 (de 18-9), con tres jonrones y siete remolcadas.

Rubén Sosa (Leones) es el que prende las ofensivas de los yucatecos. Bateó en la fase regular para .293, con 24 producidas. Su velocidad le permitió disparar cinco triples y estafarse nueve colchonetas. En los playoffs le suena a la pelota para .211, con un jonrón y una base robada. A la defensiva, es un guante seguro y cubre bastante terreno.

JARDINERO DERECHO

Jason Bourgeois (Tigres) tuvo una buena presentación con el equipo al batear para .317 en el rol regular, con nueve bases robadas. En l postemporada conecta para .364, con siete anotadas. Bourgeois conectó sencillo en el cierre de la décima entrada del quinto partido para dejar en el campo y eliminar a los Diablos Rojos.

Leonardo Heras (Leones) defenderá este jardín ante lanzadores derechos. Regresó a los Leones tras un fallido cambio con los Acereros de Monclova y, luego de un arranque lento, cerró como caballo de carreras: en los últimos diez partidos bateó de 30-11 (.366), que lo llevó a compilar .289. En los playoffs batea para .308, con un cuádruple y cuatro producidas.

Ante lanzador zurdo aparecerá José Juan Aguilar, quien le da solvencia a la defensiva. En la campaña bateó para .296, con 26 anotadas y seis bases robadas.

BATEADOR DESIGNADO

José Amador (Tigres) no ha podido brillar con los de Bengala. En la fase regular, el “Chapo” bateó para .239, con cinco jonrones y 25 producidas. En los playoffs no ha estado mejor: le suena a la píldora para .188.

Luis Felipe Juárez (Leones) es el hombre “clutch” del equipo. Fue serio candidato al Jugador Más Valioso del torneo por sus 54 producidas, 13 bambinazos y su porcentaje de .370. En la postemporada, el “Pepón” no ha desentonado, con un alto .409 y tres remolcadas. Es un jugador todo entrega.

PITCHEO ABRIDOR

Los Tigres presentan un cuarteto de abridores de alta calidad: Henderson Álvarez (6-1 y 2.61 de PCLA), Pablo Ortega (3-2 y 3.13), Javier Solano (6-1 y 5.31) y Barry Enright (6-3 y 3.63), quien es el mejor ponchador del club con 52.

Los Leones presumen un cuarteto eficiente, con Yoanner Negrín (6-1 y 4.96), José Samayoa (6-4 y 2.57), Jonhatan Castellanos (5-3 y 2.43) y Carlos Frías (2-1 y 3.81), con Samayoa y Castellanos entre los 10 mejores del rol regular.

CERRADOR

Los Tigres tienen a Raúl Barrón, quien salvó 12 partidos en la fase regular y en los playoffs ganó uno y salvó otro, con 1.93 en PCLA. Barrón, quien habitualmente lanza una entrada para cerrar los encuentros, trabajó dos entradas y dos tercios para abonarse la victoria en el quinto de la serie ante los Diablos Rojos. Valiente y entregado a sus colores.

Con Ronald Belisario en duda, la misión de cerrar los partidos con los Leones recae en Chad Gaudin, quien luego de un inicio turbulento con los Acereros, llegó a los melenudos en el momento justo y se acreditó ocho salvamentos en ocho oportunidades, con 3.09 de PCLA. En los playoffs lleva un rescate y su PCLA es de 2.08.

EL BULPÉN

Derrik Loop, el preparador, encabeza la lista de un discreto bulpén bengalí, que tiene a Jesse Estrada (2-2 y 3.76) listo para los relevos intermedios en caso de una temprana salida de algún abridor. Con ellos están Robert García, Manuel Báez, Luis Rodríguez y Daniel Duarte. Ante los Pingos sólo trabajaron Loop, Duarte y Barrón por las buenas salidas de los abridores, en especial la de Pablo Ortega, quien cubrió todo el trayecto en el partido cuatro.

Los Leones tienen un mejor bulpén. Belisario puede fungir como preparador, pero si no está disponible ahí están Andrés Ávila o Mario Meza. Con ellos están listos Jesús Barraza, Edgar Gómez, José Manuel López, Tomás Solís y Óscar Félix.

LAS BANCAS

Los Tigres no tienen nombres prominentes; los Leones sí. Con los bengalíes están Brandon Villarreal, Luis Mauricio Suárez, Ramón Ramírez, Alan Revilla, Manuel Orduño, Ramón Osuna y Ángel Erro.

Los melenudos cuentan con J.J. Aguilar, Humberto Sosa, Carlos Mendívil, Diego Madero, Héctor Hernández, Sergio Contreras, Alan López y Wálter Higuera. Hay tela de dónde cortar.

LOS ESTRATEGAS

Dos campeones de la LMB estarán frente a frente: Tim Johnson (Tigres) ya fue monarca con los Diablos Rojos y Roberto Vizcarra (Leones), precisamente con los Tigres. Johnson tiene experiencia como timonel en las Grandes Ligas, pero Vizcarra es un mago para sacar lo mejor de sus jugadores.

PRONÓSTICO

Seleccione usted el que prefiera:

Tigres en cuatro

Tigres en cinco

Tigres en seis

Tigres en siete

Leones en cuatro

Leones en cinco

Leones en seis

Leones en siete

Un comentario

  • Namm Zerim junio 8, 2018en8:13 pm

    Voy Tigres en seis.

    Muy buen análisis, gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *