La actuación de Soto, la clave en la serie ante los Leones

junio 2, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

La diferencia en la serie Bravos-Leones tiene un nombre: Alejandro Soto.

El zurdo de Huatabampo, a préstamo con los guanajuatenses precisamente por los melenudos, no sólo amarró a los Leones en tres hits y una carrera en siete entradas y dos tercios, sino que llegó a la frontera de la novena para cederle los bártulos al cerrador Brandon Cunniff.

No hubo necesidad, como en el primer desafío, del ingreso de los relevistas intermedios-preparadores, cuando Bryan Evans fue cambiado, luego de siete entradas sin carreras y los relevistas fueron apaleados por los melenudos, con cinco anotaciones que les dieron la victoria, la quinta al hilo sobre los Bravos en postemporada en esta nueva etapa del equipo del Bajío en la Liga Mexicana.

Soto lanzó su mejor partido en los últimos tres años, con tres hits, una carrera, dos bases y cuatro ponches en siete entradas y dos tercios. Cunniff se encargó del resto. El triunfo dio a los leoneses un triunfo clave, el que buscan los equipos que arrancan de gira los playoffs.

Esa sorprendente actuación del pitcheo de los Bravos (no olvide que Evans les colgó siete argollas) tiene al bateo de los Leones como el peor de los ocho finalistas, con apenas .196 (once incogibles en 56 veces oficiales en los dos choques), aunque la ofensiva de los Bravos tampoco ha estado bien con un discretísimo .203 (13 hits en 64 veces oficiales), gracias al trabajo de todo el cuerpo de lanzadores, exceptuando a Jonhatan Castellanos, quien ha recibido las únicas tres carreras que han timbrado los guanajuatenses.

Además de ese bajo porcentaje colectivo, por los Bravos sólo hay un hombre que batea arriba de .300 en estos dos desafíos: Niko Vásquez, quien compila .333 (de 6-2), mientras que por los Leones destacan tres: Leo Heras (de 3-2) con .667 en un partido, Jesús “Cacao” Valdez (de 8-3) con .375 y Wálter Ibarra (de 6-2) con .333. El astro de la ofensiva yucateca, Luis “Pepón” Juárez, batea para .250 (de 8-2).

Wálter Ibarra, de lo mejor de los Leones a la ofensiva

Como fue en la campaña regular, el pitcheo de los melenudos es el mejor luego de dos partidos de playoff con 1.50 de PCLA. Luego siguen los Toros de Tijuana (2.50), los Acereros de Monclova (2.65), los Bravos (3.18), los Rieleros de Aguascalientes (3.78), los Sultanes de Monterrey (5.00), los Tigres de Quintana Roo (5.29) y los Diablos Rojos de México con un horrible 7.50.

Empero, en bateo, los Pingos son los mejores con .377, seguidos por los Tigres (.325), Monclova (.297), Tijuana (.250), Monterrey (.224), León (.203), Yucatán (.196) y Aguascalientes (.172).

La serie Leones-Bravos, que se reanuda este sábado en el “Domingo Santana” de León, se ha reducido a ganar tres de cinco compromisos. Para los Leones será determinante que este sábado Yoanner Negrín les dé la victoria (su contrapelo será el novato Dallas Martínez) para, al menos, asegurar el retorno de la serie a Mérida.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *