Análisis: El poder de los Bravos Vs. el pitcheo yucateco

mayo 29, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Una ventaja importante tienen los Leones de Yucatán sobre los Bravos de León: Mitch Lively no está con los guanajuatenses.

El dominante lanzador estadounidense, inspiración de los Bravos en 2017, capaz de abrir un día y relevar al día siguiente, dio dolores de cabeza a los melenudos en la postemporada pasada, pero ahora trabaja en el béisbol asiático.

Empero, los Bravos tienen los brazos de Dustin Crenshaw, Bryan Evans, Brandon Cunniff…

¡Alto!

La fortaleza de los Bravos está en el bateo, no en el pitcheo.

Cierto.

León fue el equipo que más jonrones conectó en el rol regular de esta Primavera mexicana con 70, 20 más que los Leones, con los que chocan mañana miércoles en Mérida al arrancar los playoffs semifinales de la Zona Sur.

Y además, su bateo colectivo fue de .316 contra .295 de los yucatecos, que basaron su fortaleza en el pitcheo. Lo demuestra el hecho que dos de sus serpentineros estén entre los 10 mejores: Jonhatan Castellanos (5-3 y 2.43 de PCLA) y José Samayoa (6-4 y 2.57). Los Bravos no tuvieron a ninguno.

Incluso, mientras Yucatán (40-17 y .703 de porcentaje) fue el mejor pitcheo de la Primavera con 3.95 de PCLA, el pitcheo de los Bravos (27-29 y .482) compiló 5.39 en PCLA por partido.

El diseño del equipo guanajuatense priorizó al bateo sobre el pitcheo, pese a que, de manera por demás inexlicable dejaron fuera a uno de sus cañones más eficientes y poderosos de la campaña de 2017, el dominicano Leandro Castro (19 cuadrangulares y 66 producidas).

Desde el arranque, los Bravos tuvieron a Félix Pie, Quincy Latimore y Cedric Hunter en su fila de artilleros. Pie fue cuarto ente los bateadores con .376, arriba del melenudo Luis Juárez, séptimo, con .370.

Júnior Lake bateó para .333, con nueve bambinazos en 44 desafíos

Entre Pie (10), Latimore (9), Hunter (12) y Júnior Lake (9), quien se incorporó ya iniciada la campaña, los Bravos pegaron 40 cuadrangulares, más que todos los Saraperos de Saltillo (39), Algodoneros de Unión Laguna (39), Tecolotes de los dos Laredos (38) y Olmecas de Tabasco (23). TNT hay.

Ciertamente, los Bravos fueron los que más bambinazos pegaron en la campaña, pero también el pitcheo de los Leones fue el segundo que menos toletazos de cuatro estaciones admitió con 35 (Tabasco sólo toleró 34), contra 63 que los lanzadores zapateros recibieron.

Una máxima del béisbol señala que tendrá más posibilidaes de ganar el equipo con mejor pitcheo y el que cometa menos errores a la defensiva. Y en este rubro, los Bravos pifiaron en 59 ocasiones, contra 54 de la defensiva yucateca.

Hay signos que apuntan a marcar favoritos a los Leones: las 13 victorias de más que obtuvieron (con León terminaron 3-3 en sus seis enfrentamientos), su mejor efectividad en el pitcheo, que cuatro partidos podrían jugarse en el Kukulcán, que en la carretera ganaron 17 y perdieron 10 y el hecho que los Bravos sólo podrían utilizar en un encuentro de la serie a su as Crenshaw.

Le dejo, por último, dos frases muy conocidas y gastadas de este pasatiempo:

  1. El pitcheo es el 80 por ciento en los triunfos de un equipo.
  2. En una serie corta todo puede suceder.

Escoja usted la que desee para terminar esta historia.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *