Sólo 874 personas asisten a una noche única al “Beto Ávila”

mayo 23, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Fue una lástima que apenas 874 aficionados se dieron cita en el Parque “Beto Ávila” de Cancún a presenciar el primer choque de la serie entre los Tigres de Quintana Roo y los Piratas de Campeche.

Se perdieron de sucesos memorables.

Tres de los mejores lanzadores mexicanos de la historia desfilaron por la loma, aunque uno de ellos para hacer el lanzamiento inicial: Fernando Valenzuela Anguamea, propietario de los bengalíes.

El pítcher mexicano más grande de la historia precedió a dos de los serpentineros más ganadores de la actualidad, el sonorense Francisco Campos Machado, abridor de los bucaneros, y Pablo Ortega, quien inició por los de Bengala.

El estilo no se pierde, aunque se tengan 58 años: Fernando Valenzuela Anguamea, con sus típicos movimientos, al hacer el lanzamiento de la primera bola

Juntos acumularon 86 años (45 de Campos), 44 temporadas en la Liga Mexicana (24 de Pancho Ponches) y 359 victorias, 197 del sonorense de los Piratas y 162 del tamaulipeco de los Tigres.

Al final, Campos se fue sin decisión en el triunfo de los Tigres, 3-2, con dos carreras en la octava, ambas producidas por sencillo de C.J. Retherford ante Ismael “Makanaki” Castillo.

Ortega fue el ganador (victoria 163 de su carrera) y conquistó su tercer éxito del año con trabajo de ocho entradas, con ocho indiscutibles, dos carreras que fueron limpias, dos transferencias y tres ponches. Raúl Barrón despachó la novena y se acreditó su décimo salvamento.

Campos lanzó seis entradas de calidad, con cuatro imparables, una carrera, dos bases y una anestesia. Luego subieron a la loma Isidro Márquez Jr., Iván Salas y “Makanaki” Castillo. Salas (1-3) fue el derrotado.

Pablo Ortega: ocho entradas de calidad y su triunfo 163

TAMBIÉN GANAN LOS DIABLOS

Rally de cinco carreras en la cuarta entrada dio a los Diablos Rojos del México (32-18) un triunfo de 12-1 sobre los Pericos de Puebla (23-27) en el primer juego de la serie disputada en el estadio Hermanos Serdán de la Angelópolis.

Octavio Acosta (5-1) se apuntó la victoria. Perdió Rogelio Bernal.

Los Diablos se mantienen en segundo lugar de la Zona Sur a tres juegos de los líderes Leones de Yucatán. Los Tigres siguen a tres juegos y medio, en tercero.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *