Los Rockies siguen intratables

octubre 15, 2017

 

Los Rockies vencieron 7-1 a los Diablos en juego acortado a siete entradas por un aguacero que dejó en pésimas condiciones el campo de la colonia Bojórquez y de paso continuaron en la cima de la Liga Meridana, al concluir la cuarta jornada dominical.

El partido se inició con un cerrado duelo monticular entre el diablo Mario Jiménez y el rocoso Gerardo Ramírez. No fue hasta la quinta entrada el derrotado Jiménez sucumbió ante los embates de la ofensiva visitante. Con uno fuera, Raúl Graniel llegó a segunda por una pifia del torpedero Brayan Irigoyen. Héctor Angulo fue ponchado y cuando parecía aclararse el panorama, Anthony Claudio fue golpeado, ahí el mandamás del averno, Antonio Aguilera, jaló del calentadero a Eloy de la O, recién incorporado proveniente de los Constructores. Eliy tuvo un mal debut como pingo, pues toleró sencillo productor del cubano Lázaro Leal. Angulo y Leal avanzaron por balk y ambos anotaron por imparable de Oswaldo Cabrera, para el 3-0.

En la sexta entrada continuó el ataque visitante. Nuevamente Leal fue determinante en el ataque, ahora  ante los lanzamientos de Aarón Dzib, quien atizó cuadrangular con las bases llenas (Eduardo Gómez en tercera, Raúl Graniel en segunda y Héctor Angulo en la inicial) para poner el 7-1.

Por el lado de los Diablos estaban siendo silenciados por el látigo derecho de Gerardo Ramírez, hasta la sexta entrada, cuando Luis Mauricio Suarez le bateó una rola de hit que se convirtió en doble de terreno, Fernando Valenzuela recibió pasaporte y ahí el manager Rubén Rosado llamó del bulpén al experimentado Wílberth Ortega, quien fue recibido por imparables de Hiram Martín y Jorge Betancourt, el de este último productor de la única anotación de los Diablos.

Con este resultado los Rockies alcanzan 6 victorias a cambio de par de descalabros, iguales estadísticas que los Azulejos de la Dolores Otero, mientras los Diablos ahora están en el sótano, empatados con los zorros de Pacabtún con par de victorias y 5 reveses.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *