Los Astros izan el banderín del Oeste

septiembre 17, 2017

 

Por Jesús Alberto Rubio Salazar

Los Astros, más que listos para postemporada: Juegazo de Justin Verlander con siete dominantes entradas para 3 H y 10 K en rotundo triunfo de 7-1 sobre Seattle para ser factor decisivo en la coronación de Houston en la División Oeste de la Liga Americana.

Han obtenido su séptimo título divisional en la historia del equipo y primero desde que ganaron cuatro en un período de cinco años en la Liga Nacional Central desde 1997-2001.

Houston regresa a los playoffs por primera vez desde que ganó el Juego del “Comodín” de la Liga Americana en 2015 para luego caer en la Serie de División de cinco partidos ante el eventual campeón de la Serie Mundial, Kansas City.

Mr. Verlander

Y sí, don Justin Verlander llegó, vio y venció: 3-0 con 0.86 de ERA en tres salidas desde su incorporación el 31 de agosto pasado procedente de Detroit. ¡Clase de adquisición!

En general, entre Detroit y Houston, el Cy Young y JMV del 2011 lleva 13-8.

El Minute Maid Park, amigos, ¡envuelto en celebración!

Qué regocijo, alegría y emociones compartidas en grado superlativo compartidas de sus jugadores, quienes hicieron un inédito recorrido por las líneas de graderíos del parque (foto de arriba) tocando las manos de los aficionados…¿dónde y cuándo habíase visto eso antes?

Por supuesto: esos Astros, edición 2017, serán muy serios contendientes en postemporada tratando de conquistar esta vez su primer banderín otoñal en su historia.

Historial

Arribaron a la Gran Carpa hace 44 años (1962, Liga Nacional) como Colts 45s, nominación que la cambiaron a Astros en 1965 cuando estrenaron lo que en esos años se consideró la “’Octava Maravilla del Mundo”’ de la ingeniería en el mundo, como lo fue el estadio cerrado de Houston.

Fue el primer parque de pelota cubierto, más conocido como el Astrodome, que tuvo capacidad para 54,816 espectadores cómodamente sentados.

Fue en la temporada del 2012 cuando los Astros pasaron a la Liga Americana para ocupar un peldaño en la división Oeste del circuito.

La única ocasión que han estado en el clásico otoñal ocurrió en el año 2005 –jugando en su actual Minute Maid con capacidad para 42.000 espectadores, esa vez dirigidos por  Phil Garner.

Sin embargo en esa confrontación cayeron en cuatro juegos ante los Medias Blancas de Chicago bajo el mando del venezolano Ozzie Guillén, una franquicia que no lograba coronarse en esa fase desde 1917.

Lo invito a que si tiene tiempo conozca la historia de los Astros:http://houston.astros.mlb.com/es/hou/history/hou_history.jsp

Indios: repiten banderín

Este 2017 es la primera vez que los Indios de Cleveland  ganaron títulos consecutivos en su división desde 1999, cuando culminó un reinado de cinco años como primeros.

Y ya sabe usted que Cleveland no se corona campeón de la Serie Mundial desde 1948, la sequía más prolongada en las mayores, la que se extendió cuando perdieron ante los Cachorros de Chicago en siete juegos en el clásico del año pasado.

Todo indica vienen por la gran revancha.

Ahora es cuando, han de señalar, especialmente después de establecer el récord en la Liga Americana de 22 triunfos seguidos, algo por demás formidable.

Cierto es que los Indios cumplieron con todos los pronósticos en el rol regular; ahora vamos a ver en perspectiva que tal les va en postemporada. En la página de MLB y en mi Twitter está un excelente artículo al respecto: https://twitter.com/beisrubio?lang=es

Estrada y Donaldson

Seguro se enteró al momento del triunfo (9) de Marco Estrada (7-2 a Twins) lanzando por vez primera ocho entradas completas en este año (quiúbole, compadre).

Fue su cuarto triunfo seguido (9-8 y 4.84).

Pero a donde voy es a lo siguiente, verá:

En ese choque, Josh Donaldson continuó como el líder jonronero de la Liga Americana con 21  desde el All-Star Game y ahora tiene 30 en esta campaña.

En el encuentro sabatino pegó de 5-4, incluyendo dos jonrones, y un día antes tuvo tres hits, un cuadrangular y dos carreras impulsadas.

Josh tiene ya 10 de vuelta entera en Target Field en 19 juegos.

Y mire, mientras los Cachorros de Chicago ganaron el sábado su juego cinco en fila y aventaja a Milwaukee por tres juegos y medio y a San Luis por cinco en su División, al cierre de la misma jornada los Diamondbacks se colocaron a seis victorias de lograr su boleto para los playoffs tras su 20o. triunfo en 25 juegos, el noveno consecutivo a domicilio.

Lo interesante: Zack Greinke (17-6) empató con Clayton Kershaw y Zach Davies como los pitchers con más triunfos en las mayores.

Nuestro dilecto Paco Salazar se ha de estar sobando las manos de contento.

CESÁREO SUÁREZ NARANJO:

Mi estimado amigo: un saludo, “dominguero”; leyendo sobre la “historia” de la franquicia del Águila de Veracruz, hay muchas cosas que suenan “bonitas”; pero, sin la menor intención de que mi comentario sea peyorativo, hay algo que “como que no cuadra”, en esa larga “vida” del equipo “alado” del bullanguero puerto (que tantas ocasiones disfrutaste).

Es, y siempre ha “bailado” en mi mente, la idea de que no “ha habido continuidad”. Tú me comprendes; sin querer “ser más papista que el papa”, no le encuentro más – entre su fundación de 1903 a 1925, cuando precisamente ingresa a la recién formada Liga Mexicana, parece ser que todos los juegos que sostenía eran del tipo que uno llama “de exhibición”… lejos de mí demeritar todo lo que hayan hecho; y, me parece, que en ese camino, ya los había tomado a su mando don AGUSTÍN VERDE.

El caso es que apenas comenzada esa temporada, de 1925, abandona el circuito, y no reaparece hasta 1937, cuando, como todos sabemos (y tú lo dices bien) se armó tremendamente, con gente como DIHIGO, BEJARANO, LOLO CORREA, hasta mi paisano (cosamaloapeño) JULIÁN “PAJÓN” RAMÍREZ (el hombre que, según reconocío, enseño a Ramón Arano, algo de su experiencia). Pero, viene el cisma (provocado, con toda intención por “DON” JORGE PASQUEL) y abandona, por segunda ocasión, el circuito.

Retorna, en 1949, bajo el mando de Eustaquio “TACO” Martínez, y hasta vuelve a ser campeón, en 1952, pero por problemas financieros se retira al final de la temporada de 1957, retornando dos años después. Con bastante duración, recordemos, pasó la franquicia a Aguascalientes.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *