La tercera no fue la vencida para los Leones

septiembre 5, 2017

 

Por Josué Mutul Guevara

Después de casi una semana de la eliminación de nuestras fieras, pasando ya la cruda y dolorosa realidad de la eliminación, tenemos que aceptar que esta temporada no puede tener otro adjetivo que fracaso.

Y conste que he sido un aficionado positivo y propositivo; no obstante, no se le puede dar otro calificativo tomando en cuenta lo siguiente:

Desde el inicio de la temporada los Leones tomaron la cúspide de la Zona Sur y no cedieron. Ningún equipo pudo siquiera pelearle de cerca el primer lugar en toda la temporada, aunque hay que decir que la Zona Sur estuvo muy débil. Sólo los Leones y los Pericos terminaron jugando arriba de .500.

El equipo fue súper reforzado. Era un auténtico “trabuco”, que se dio el lujo de dejar en la banca a jugadores como Kevin flores, Ricardo Serrano, Iván Araujo y Humberto Sosa. Dichos peloteros en cualquier otro equipo hubieran sido titulares indiscutibles.

De las tres finales consecutivas de la Zona Sur, en esta edición fueron eliminados con más rapidez y facilidad; incluso, si no hubiera sido por el bate de Diego Madero, los Pericos los hubieran barrido con la mano en la cintura.

A diferencia de la temporada 2015, en la que después del recordado “peguerazo” los Leones se levantaron de un 3-0 para llevar la serie a un séptimo encuentro en el que fueron eliminados en su casa por los Tigres, y en la temporada de 2016, en la que sacaron la casta para ganar do patidos en Puebla y forzar el regreso al Kukulcán, en está ocasión fueron superados ampliamente por unos Pericos que fueron desmantelados para reforzar a los Acereros de Monclova. Sin embargo los extranjeros que llegaron así como la base mexicana, jugaron por nota.

¿Qué fue lo que les pasó a las fieras indomables?

El béisbol es impredecible. Todos pensábamos que cuando menos este equipo iba a llegar a la Serie del Rey. Lo cierto es que ya cerca de la conclusión de la temporada regular, el equipo se fue a pique, en caída libre.

Se cayó en un exceso de confianza. S hablaba que el equipo, como estaba clasificado con suficiente tiempo de anticipación, se estaba “administrando” y cuidando para el play off.

La realidad es que el equipo se relajó, incluso, llegó a ligar varias derrotas en el cierre de la temporada, incluyendo una barrida a manos de los Tigres de Quintana Roo.

Los bates se apagaron en la final de Zona Sur y el picheo no pudo contener a la ofensiva de unos Pericos con hambre y sed de triunfo, aunado a falta de concentración en jugadas clave en las que se cometieron errores.

También se vio a un “Chico” Rodríguez, primero muy confiado y después muy ansioso. En el tercer choque de la serie no metió a elevar a su caballo (Ronald Belisario) con el marcador empatado a uno en la novena entrada. Al día siguiente puso a relevar a Yoanner Negrín en el inició del juego y en el último partido metió a Belisario desde el quinto episodio.

Lo rescatable de esta temporada

Esta temporada los aficionados nos llevamos muy gratas sorpresas. Jugadores que al inicio de la temporada no figuraban ni se esperaba mucho de ellos, no obstante se convirtieron en auténticas revelaciones, como es el caso de José Samayoa y Diego Madero.

También tenemos que hacer referencia de Carlos Pech, que cada vez se ve más maduro en la loma de los disparos, y quién entro a relevar en el cuarto juego de la final sureña en donde silencio a una poderosa batería que ya había zarandeado a Jonathan Castellanos y a Yoanner Negrín.

Lo que viene

Seguramente en estos meses de receso escucharemos muchos movimientos no sólo de jugadores sino de personal de oficina y dirigencia. Lo cierto es que los señores Arellano no quitarán el dedo del renglón para buscar el anhelado título que se les ha negado.

El próximo año tendremos béisbol casi todo el año. Esperemos que la logística e implementación de este nuevo sistema pueda ser de la mejor manera, y que tanto jugadores, como administrativos y aficionados salgamos beneficiados.

El Creador nos dé la oportunidad de volver a saludarnos en la temporada 2018. Mientras, sigamos los detalles y las incidencias de la que será, sin duda, una gran final.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *