Los “breaks”, contra los Leones

agosto 31, 2017

 

“Chico” Rodríguez lo intentó todo, pero las cosas no salieron

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA 

Nadie debe poner en tela de juicio el esfuerzo de alguno peloteros de los Leones de Yucatán, que este jueves fueron eliminados de la serie de campeonato de la Zona Sur en Puebla al caer 4-3 ante los anfitriones.

Pero los “breaks” jugaron en contra de ellos.

Mientras a los Pericos las cosas les salieron bien, a los Leones fue todo lo contrario.

A continuación algunos de ellos:

  1. En los encuentros cuatro y cinco de la serie, el cubano Yoanner Negrín, estrella de la rotación, apareció en labores de relevo. El martes, el cubano relevó en la segunda entrada a Jonhatan Castellanos y trabajó tres episodios, pero no le fue bien. Admitió cinco hits y cinco carreras. Este jueves, Negrín volvió al bulpén y entró al encuentro en la quinta entrada en sustitución de James Russell, cuando los Pericos cuajaron las cuatro carreras que les dieron la victoria. Negrín sólo pudo sacar un out (sacrificio de Alberto Carreón) y admitió dos imparables, uno de ellos de Julio Borbón, remolcador de la cuarta anotación que, matemáticamente, fue la de la diferencia.

Ricardo Serrano, Kevin Flores e Iván Araujo, suplentes en la postemporada, comenzaron el jueves ante los Pericos y batearon en conjunto de 8-4

2) El piloto Juan Francisco “Chico” Rodríguez le dio una sacudida a su orden al bate para el quinto encuentro de la serie. En él sólo se mantuvieron tres jugadores en su posición habitual. “Chico” excluyó a Leo Heras, Ricky Álvarez y Ronnier Mustelier y en su lugar incluyó a Iván Araujo, Kevin Flores y Ricardo Serrano. Otros habituales titulares aparecieron en el orden al bate, pero en posiciones distintas a las que habitualmente defendían: Diego Madero en el bosque izquierdo, Yuniesky Betancourt en la primera colchoneta y José Juan Aguilar en el bosque central. Así las cosas, el orden al bate quedó de la siguiente manera: Araujo, JD; Madero, JI; Quiroz, 2B; Juan Francisco, BD; Betancourt, 1B; Valle, C; Serrano, 3B; Aguilar, JC y Kevin Flores, PC.

3) Los tres jugadores incluidos batearon de 8-4 (Araujo de 3-2, Flores de 1-1 y Serrano de 4-1) y contribuyeron a que la ofensiva bateara once incogibles, dos más que los Pericos. Empero, un mal tiro de Serrano en la quinta entrada abrió paso al racimo de cuatro carreras que marcó el rumbo del partido.

4) Los Leones realizaron hoy seis toques de pelota, tres de ellos de sacrificio y tres toques sorpresa. Había que mover al abridor y lo intentaron.

Uno de los seis toques de bola de las fieras en el partido

5) En la séptima entrada del choque de este jueves, los Leones pegaron dos imparables y recibieron un boleto, pero se fueron con las manos vacías. Mal arrancó la entrada para ellos, pues José Juan Aguilar bateó rola de hit al torpedero Alberto Carreón, quien tiró mal a la inicial; Aguilar pisó la colchoneta y dobló para ir en busca de la intermedia, pero resbaló y cayó a la tierra. Para su mala fortuna, la pelota, que no pudo retener el inicialista Ricky Rodríguez, se estrelló en la humanidad del coach melenudo Héctor Covarrubias y regresó al guante de Rodríguez, quien tocó a Aguilar cuando intentaba levantarse. Luego el emergente Leo Heras tramitó pasaporte, Araujo dio un toque de hit por tercera, pero Diego Madero pegó rola al torpedero para la tercera doble matanza que realizó en el encuentro la defensiva verde.

6) El domingo, en el tercer partido de la serie, un imparable de Alberto Carreón vulneró una arriesgada estrategia del mánager Rodríguez en la novena entrada, que dio a Puebla la carrera de la victoria, 2-1. Con las bases llenas sin out y la pizarra 1-1, Rodríguez implementó una estrategia, que sólo hace un timonel experimentado, en busca de evitar la anotación. El timonel melenudo bajó del bosque izquierdo a Ronnier Mustelier y lo incrustó entre el antesalista y el torpedero, aumentando así la posibilidad de evitar que pase un rodado a los jardines. Empero, la estrategia no funcionó, pues Carreón conectó una línea que pasó encima del infield, para remolcar la carrera que dejó tendidos a los selváticos.

7) Ronald Belisario demostró ser un lanzador de gran corazón. Tras ser el Jugador Más Valioso en el playoff ante los Bravos de León, este jueves escaló la loma desde la quinta entrada, cuando su labor habitual se limita a tres outs. Hoy lanzó tres entradas y dos tercios (once outs) con pelota de dos hits.

El venezolano Ronald Belisario, durante su largo relevo en Puebla

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *