El bateo, fortaleza de los Pericos de Puebla

agosto 20, 2017

 

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

El piloto de los Leones de Yucatán, Juan Francisco “Chico” Rodríguez, está estudiando a los Pericos de Puebla.

Ojo “Chico”: pon especial atención en sus bateadores. Los Pericos tienen una artillería de respeto, de mucho respeto, con la que buscarán capturar de nuevo el banderín de la Zona Sur, en la serie de campeonato que comenzará el próximo jueves en el Kukulcán Alamo.

Los Pericos finalizaron la campaña regular con porcentaje colectivo de .305, dos milésimas menos que los mejores, los Sultanes de Monterrey, que batearon para .307. Puebla fue uno de los tres equipos que finalizaron el rol regular con porcentaje arriba de .300, el famoso “de 10-3” de nuestro colega Aurelio Canales González.

Ya sé, ya sé, Juan Francisco; la campaña regular ya no cuenta, pero lo que dicen las estadísticas hay que considerarlo. Pregúntale al “Moneyball”.

En este departamento, los Leones finalizaron en la décima posición con porcentaje global de .282, que no es malo, pero que está lejos del nivel que exhibieron con la majagua los verdes, que anotaron 629 carreras, “sólo” 126 más que los melenudos.

De la misma manera, los poblanos produjeron más anotaciones que los peninsulares: 574 (quinto lugar en este rubro) contra 459 (undécimo) de los yucatecos, que tienen en su alineación al campeón productor, Ricky Álvarez, quien produjo 105 en el año, 30 con Yucatán.

Los Pericos fueron novenos en cuanto a cuadrangulares con 83; los Leones atizaron 62. Por los verdes Jesús Arredondo, para mí, el más valioso del equipo en la campaña regular, conectó 15, César Tapia pegó 12 y Ricky Álvarez, quien va a ser el Novato del año, once. El mejor león fue Ricky Álvarez con 17, pero 13 de ellos con los Vaqueros de Unión Laguna. Lo secundó Esteban Quiroz, con once.

Ambos finalistas estuvieron muy parejos en bases robadas: los cotorros se hurtaron 71 por 69 de los yucatecos. A los Pericos les hizo falta la aportación de Willy Taveras, este año con el otro equipo del mismo dueño, Monclova. En 2015, cuando los Pericos se hurtaron 104 almohadillas, Taveras aportó 16. Este año, se estafó 21 para Monclova.

A los Leones no les pesó la ausencia de Corey Wimberly, pues esta campaña acumularon 69, tres más que el año pasado. Leo Heras, el “Pete Rose mexicano” según una campaña de MKT, fue el mejor caco de las fieras con 18. Julio Borbón presume 20 estafas en su palmarés en la campaña, 12 de ellas logradas con el uniforme de la Angelópolis.

LOS MEJORES CON EL BASTO

Aunque dividió sus actuaciones con los Acereros de Monclova, con los que arrancó la campaña, el estadounidense Julio Borbón aparece como el de mejor porcentaje con los poblanos con .365. Borbon hizo un truco difícil de igualar: en dos ocasiones bateó de 6-6, una con Monclova y otra con Puebla.

Luego aparecen Héctor Garanzuay (.361), Endy Chávez (.343), Jesús Arredondo (.332), Alberto Carreón (.317), Ricky Rodríguez (.304) y agregue a César Tapia (.299), el campeón bateador el año pasado y símbolo del club.

El mejor melenudo en este aspecto es Diego Madero, quien le dio a la píldora para .342. Lo secundaron Ronnier Mustelier (.318, aunque en 48 partidos nada más), Ricky Álvarez (.311) e Iván Araujo (.306).

Endy Chávez aparece en la foto de arriba.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *