Los Venados, puerta de entrada de dinero del narco al fútbol nacional

agosto 16, 2017

 

Redacción arrobadeportes.com

Los Venados de Yucatán fueron la puerta de ingreso de dinero procedente del narcotráfico al fútbol mexicano, de acuerdo con una investigación bien documentada del periodista Ignacio Suárez, conocido como “El Fantasma”, publicada este miércoles en el diario deportivo “Récord” que se edita en la capital.

En su investigación, el periodista aclara que omitió los nombres de sus fuentes, quienes se lo pidieron por seguridad. Señala que, aunque la gran mayoría de medios registra la aparición de Tirso Martínez en el fútbol mexicano con Querétaro e Irapuato, sus investigaciones lo llevaron a encontrar que su ingreso empezó años antes en la Primera División A con una empresa “fachada” llamada Asociación de Tequileros S.A de C.V. con los Venados de Yucatán a finales de 1999, un año después que los ciervos conquistaron la coron del Torneo de Invierno y meses después de fracasar en su intento por ascender al caer en la final ante Unión de Curtidores.

En aquel entonces, se informó que los Venados había sido adquiridos por un grupo de empresarios tequileros de Guadalajara. Los directivos eran personas de Jalisco, sin arraigo en Yucatán (en la directiva había dos yucatecos con cargos menores) y nunca se informó el nombre del propietario, sólo que se trataba de un grupo de tequileros, lo que más tarde nadie creyó, en especial cuando, para algunos partidos, llegaba un misterioso personaje acompañado de bellas mujeres, que ocupaba el palco de la directiva.

De acuerdo con la columna, Tirso Martínez Sánchez, quien usaba los alias de “El tío”, “El futbolista” o “El centenario”, entre muchos otros, era un hombre poderoso, compadre de Amado Carrillo “El señor de los cielos” y de Arturo Beltrán Leyva. El periodista añade:

Cuando “el señor”  llegó ahí, sorprendió a los jugadores. Los sueldos en esa división nunca han sido buenos, al contrario. Al llegar él, además de subirles el sueldo a todos les dijo: “Yo quiero el ascenso cabrones, por eso les voy a pagar bien y para que vean que NO ando con mamadas, les voy a dar un carrito a cada uno como anticipo”. Y se los cumplió, hubo aumento y carritos para la gran mayoría, pero nada pasó en lo deportivo. En aquellos Venados jugaban entre otros  Humberto Romero ‘Romerito’, Pedro Muñoz, Raúl Rico y Margarito González. Nos dicen que el único que se rehusó a recibir esos pagos en efectivo fue el volante brasileño Hugo Aparecido quien exigió, se le depositara.

“El Fantasma” publica el testimonio de dos periodistas yucatecos: Mario Peniche y Humberto Blanco:

“Nunca conocimos personalmente al dueño, pero todos le daban el trato de ‘el señor’. Y sí, los jugadores nos comentaron que les pagaban “en el Estadio Carlos Iturralde, que el presidente (no el dueño) llegaba con un maletín lleno de dólares para la nómina. Su palco estaba junto al de prensa y cuando el dueño venía a los juegos siempre estaba lleno de mujeres muy hermosas”.

A pesar de ser Liga de Ascenso, ese primer intento de lavar dinero en el fútbol fue productivo y muy simple. Tirso Martínez y su grupo deciden entonces apostarle y lavar en las ‘Grandes Ligas’ e ‘invierten’ en el Querétaro del Máximo Circuito, al comprarle a Valente Aguirre la franquicia de La Piedad. Un año antes ya tenían también al Irapuato, haciendo directivo a Alejandro ‘El Gallo’ García. Con este equipo dirigido por José Luis Saldívar, logran ascender en el 2003 al vencer al León en la Final, consolidándose entonces la multipropiedad del narco en el máximo circuito.

LEA LA COLUMNA COMPLETA AQUÍ

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *