Dramático triunfo: jonrón de Juan Francisco en la 11

agosto 14, 2017

 

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Cuadrangular de dos carreras de Juan Francisco produjo dos carreras en la entrada 11, con las que los Leones, viniendo de atrás, vencieron 5-3 a los Bravos de León, en el segundo choque de la serie semifinal de l Zona Sur celebrado este lunes en el Parque Kukulcán Alamo de Mérida.

El triunfo fue para Ronald Belisario, quien colgó tres argollas.

En la undécima entrada, con dos fuera, Ronnier Mustelier dio sencillo y el alto mando le aplicó la grúa a Freddy Quintero. Entró el zurdo Sergio Alvarado. Y  a la primera pitcheada, Juan Francisco, quien produjo cuatro de las cinco carreras de los melenudos, detonó cuadrangular sobre la verja del lado izquierdo.

El abridor de los Bravos, Guillermo Moscoso, lanzó al nivel de Yoanner Negrín en la víspera, como un “Cy Young de la Liga Mexicana”, pero el relevo de Gerardo Sanchez desperdició en la novena entrada una inmejorable oportunidad de ganar al tolerar dos anotaciones, con las que los Leones empataron la pizarra 3-3 y enviaron el partido a entradas extras.

Los equipos viajan a León para los partidos 3, 4 y 5, que se jugarán miércoles, jueves y viernes próximos en el Parque “Domingo Santana”.

Moscoso lanzó serpentina de dos hits, una carrera, una base y cuatro ponches en siete entradas. Fue relevado por el guerrero Mitch Lively, anunciado para abrir el tercero de la serie en “La Fortaleza”. El californiano colgó una argolla en la octava en tres bateadores, uno de ellos, José Juan Aguilar, retirado por la vía del ponche.

Para la novena, el timonel Luis Carlos Rivera mandó a su cerrador Gerardo Sánchez, quien permitió que se empatara la pizarra.  Admitió los imparables tres, cuatro y cinco de los Leones en el partido, salidos de los fusiles de Leo Heras, Diego Madero y Ronnier Mustelier, el de éste productor de la segunda anotación de los yucatecos. Y toleró la del empate 3-3 cuando Juan Francisco bateó fly de sacrificio al central.

James Russell abrió por los del patio y lanzó cinco entradas y un tercio, con siete incogibles, tres carreras y tres ponches. Luego lanzaron Francisco “Shito” Rodríguez (dos tercios con dos hits), Jesús Barraza, Pedro Rodríguez y Ronald Belisario, a un episodio cada uno.

Y mientras Moscoso le daba de comer en la mano a los Leones, la ofensiva de los Bravos lo apoyaba con anotaciones. Y la velocidad de Júnior Lake tuvo mucho qué ver.

La primera en la cuarta, sin sacar la pelota del cuadro. Con un out, Lake pegó rodado al campo corto; Kevin Flores esperó la canica, la atrapó, pero cuando lanzó la canica al newman de Ricky Álvarez, Lake ya había llegado. El ex jardinero de Pawtucket se estafó la intermedia, avanzó a la antesala con rodado de Dan Johnson a la inicial y anotó con rodado de hit de Niko Vásquez al torpedero.

En la sexta, los Bravos conectaron cinco imparables, pero sólo pudieron hacer dos anotaciones, en una entrada en la que hubo dos grandes jugadas defensivas de los Leones.

Gilberto Mejía abrió con sencillo; Leandro Castro elevó a la intermedia para el primer out, pero Mejía llegó al plato con hit de piernas de Lake por la antesala y trueno de hit de Johnson al bosque derecho.

James Russell fue removido de la loma. En su lugar entró Francisco “Shito” Rodríguez, ante quien Niko Vásquez sacó un batazo en el callejón del central y el derecho, que Leo Heras engarzó en forma espectacular; empero, no pudo evitar que Lake anote la segunda en pisa y corre.

Siguieron José Muñoz con sencillo al izquierdo y Miguel Torrero con sencillo al izquierdo, desde donde Ronnier Mustelier metió un strike al guante del receptor Sebastián Valle, para enfriar a Johnson para el tercer out.

Los locales se quitaron la lechada en la séptima. Moscoso llegó a ese rollo con trabajo espléndido de un hit (de Leo Heras en la cuarta y luego salió en una doble matanza). Dominó precisamente a Heras en rola a sus manos y luego dio boleto, el primero de su labor, a Diego Madero, y toleró sencillo de Mustelier. Ambos avanzaron con un wildpitch y Dieguito timbró cuando Juan Francisco, tras batear un descomunal foul, rolateó a la inicial. La entrada terminó con ponche a Ricky Álvarez.

En la séptima entrada, las bancas se vaciaron cuando, tras discutir un conteo, Gilberto Mejía calló a algún jugador de los Leones que le dijo algo desde la caseta. Y como siempre sucede, no pasó nada. El público disfrutó luego cuando Jesús Barraza, quien entró por “Shito” en el arranque de la entrada, hizo abanicar la brisa al dominicano.

Algo había que aplaudir en ese momento, con los Leones metidos en un agujero…

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *