El fútbol llora a un guerrero de 6 años

julio 7, 2017

 

Redacción arrobadeportes.com

Bradley Lowery nunca marcó un gol en Anfield, Wembley, Old Trafford o Stamford Bridge. Bradley Lowery no vistió la camiseta de los tres leones, ni ninguna otra en Reino Unido, pero las islas enteras lloran hoy su muerte. Bradley Lowery apenas tenía 6 años, pero era la estrella que más brillaba en la Premier League, la más grande de todas ellas. Hoy 7 de julio de 2017 ha fallecido después de años de lucha contra el cáncer, después de años de robar el corazón de millones de aficionados cuando Jermaine Defoe dio a conocer su historia después de quedarse a dormir con él en el hospital en lo que se suponía era una visita rápida de los jugadores del Sunderland, resumió el periodista Mario Díaz en el inicio de su nota en el sitio web elespañol.com.

Fue puntual.

No le faltó ni le sobró nada para informar de la muerte del pequeño que enamoró al fútbol mundial, en especial al de Gran Bretaña, por su conmovedora historia y la garra con la que luchó por vivir.

Bradley, el niño británico fanático del equipo de fútbol Sunderland, sucumbió ante un neuroblastoma, un extaño tipo de cáncer.

Resignada, la familia del chico de seis años anunció así la muerte del pequeño guerrero en un comunicado en la página de Facebook Bradley Lowery’s Fight:

“Mi pequeño superhéroe está ahora con los ángeles. Ha muerto en los brazos de su mamá y su papá, rodeado de toda su familia. Él era nuestro pequeño superhéroe y luchó la pelea más grande, pero lo necesitaban en otra parte. No hay palabras para describir lo tristes que estamos”.

Lowery, quien fue diagnosticado con esa enfermedad cuando tenía 18 meses, era fanático del club de futbol inglés Sunderland, que lo convirtió en una especie de mascota y entabló una relación de amistad con su “héroe”, el ahora ex delantero del equipo Jermain Defoe, recordó hoy en una nota BBC Mundo.

En 2016 se recaudó más de $900,000 dólares para que el niño recibiera un tratamiento con anticuerpos en Nueva York, pero los médicos descubrieron que su cáncer había empeorado y que era terminal.

En diciembre, los padres de Bradley, Gemma y Carl, recibieron la noticia de que Bradley sólo tenía “meses de vida”.

El cariño de la gente se palpó hace unas semanas cuando sus padres pidieron que le enviaran tarjetas de felicitación por su cumpleaños el pasado mes de mayo. El pequeño recibió más de 250,000 en su casa de Sunderland.

El pasado 1 de julio, la familia publicó una foto del pequeño con Defoe que fue a visitarlo.

El jueves, antes de la muerte de Bradley, Defoe rompió en llanto en una conferencia de prensa en su nuevo club de fútbol, el Bournemouth, cuando se refirió al niño. “Estará siempre en mi corazón”, dijo.

https://www.youtube.com/watch?v=XY9WI2ysPWI

Además de participar en varios eventos deportivos y sociales, su sueño se hizo realidad en marzo cuando apareció con el equipo de fútbol de Inglaterra en el estadio de Wembley antes del partido contra Lituania en el que Defoe anotó un gol.

Hoy, Defoe y el mundo del fútbol lloran la partida de un gran guerrero: Bradley Lowery.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *