Dulce venganza de los Diablos: 11-5

mayo 27, 2017

 

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Con racimo de seis anotaciones en la octava entrada, cuando el pitcheo melenudo naufragó, los Diablos Rojos de México vencieron 11-5 a los Leones de casa, para empatar la serie que termina mañana en el Parque Kukulcán.

Once bateadores desfilaron por la caja de bateo en ese interminable octavo capítulo, que iniió el jovencito Román Sesteaga con su primer hit en la Liga Mexicana. Iván Terrazas siguió con toque por la loma, pero el lanzador Isaac Rodríguez tiró mal a la inicial. Las bases se llenaron con golpe a Jesús Fabela y el lanzador del costalazo fue relevado por Ronald Belisario.

Empero, el bombero de los espejuelos no estaba en su día.

Ramón Urías pegó sencillo productor de dos; José Carlos Ureña recibió base intencional y los hados del béisbol estaban hoy con los colorados, pues Ricardo Valenzuela bateó un machucón por la loma, Belisario tomó la canica en posición incómoda y la envió mal al receptor, lo que aprovecharon los dos más adelantados para timbrar.

Hans Wilson siguió con sencillo y Belisario, al parecer lesionado, abandonó el partido. Leo Rosales lo relevó y toleró sencillo de Omar Meza, remolcador de la quinta carrera de los Pingos.

ALEGRE ARRANQUE DEL MÉXICO

Los jóvenes mexicanos colorados iniciaron el partido a tambor batiente, al anotar dos carreras en el episodio inicial, cuando ligaron cinco imparables, ataque que debió ser más productivo, de no ser porque Ramón Urías corrió mal las bases. En ese ataque, ante a un poco efectivo Francisco Rodríguez, dieron sencillos Carlos Figueroa, Jesús Fabela, Urías, Iván Terrazas y doblete José Carlos Ureña. Los batazos de Urías y Terrazas fueron los productores.

En el segundo los Pingos aumentaron a 3-0 con hits ligados de Figueroa y “Chuyito” Fabela, y en el cierre las fieras se pusieron en el marcador, mediante cuadrangular de Iván Araujo con dos outs.

ARAUJO, CON EL BATE CALIENTE

En la cuarta los luciferes se adelantaron a 4-1 con dobletes de Omar Meza y “Chuyito”, pero en el cierre los melenudos empataron 4-4 al timbrar tres, mediante sencillo de Mustelier, doble del “Cacao” Valdez, hit productor de dos de Araujo y doblete de Ricardo Serrano, que envió al plato la del empate 4-4.

En la quinta, imparable de Hans Wilson adelantó a los Diablos 5-4. Wilson fue el primer enemigo del relevista Carlos Pech.

El bulpén melenudo, a duras penas, aguantó los embates, hasta que los Pingos se soltaron el pelo en la octava con el racimo devastador.

El triunfo fue para Octavio Acosta, quien trabajó cinco entradas y un tercio, con ocho incogibles, cuatro carreras y cuatro ponches. El revés fue para Rodríguez, quien en cuatro y un tercio aceptó la friolera de once hits y cinco anotaciones, con un pasaporte y par de anestesias.

Este domingo a las 6 de la tarde será la definición de la serie.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *