Faena de orejas y rabo de Negrín

mayo 25, 2017

 

Una semana después de la peor actuación de su carrera en México, el cubano Yoanner Negrín retonó su nivel.

Exactamente el jueves pasado en el Palacio Sultán, Negrín saltó como tapón de sidra en la segunda entrada, luego de sacar apenas cuatro outs ante los Sultanes, que le conectaron en ese breve tramo, siete imparables y le fabricaron siete carreras. Y de esos imparables, dos fueron jonrones consecutivos. ¡Horrible!, diría don Rodrigo Rodríguez Berzunza.

Pero una semana después, ante los Toros de Tijuana, un equipo tan bueno como los Sultanes, Negrín lanzó al nivel que lo colocó el año pasado como el mejor lanzador de la LMB, al llevar a los Leones de Yucatán a un triunfo de 3-1 en el primero de la serie.

En la séptima, tras firmar boleto a Alfredo Amézaga y recibir sencillo de Corey Brown, el mánager Willie Romero llamó del bulpén a Jairo Asencio, quien terminó el encuentro, no sin antes admitir elevado de sacrificio de Alessandro Liddi que envió al plato la única carrera de los Toros en los spikes de Amézaga.

En seis entradas y dos bateadores, Negrín (6-2) lanzó serpentina de dos imparables, una carrera, dos bases y cuatro ponches. Ahora su porcentaje de carreras limpias es de 3.79, un trabajo digno de un diploma al mejor jugador del partido.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *