Fórfit por un timonel testarudo

marzo 4, 2017

 

El desconocimiento de la regla del Bateador Designado y la testarudez del manejador de la Selección de Holcá, quien pese a que se le dijo que estaba mal el cambio que realizaba, hizo que se le decretara el fórfeit a favor de los Guerreros de Mocochá en el segundo juego de pléiof de la Liga Motuleña de béisbol de Segunda fuerza.

Lo anterior pasó cuando los bélicos en el cierre del acto de las buenas tardes estaban en pleno festín y con metralla de ocho jits (entre ellos dos bambinazos) habían tomado ventaja de 7-0; entonces, el alto mando holcaense mandó a su pítcher a tercera base y puso a pitchear a su antesalista.

El estratega mocochaense Igor Aguilar le dijo al umpire que dicho cambio no debía proceder porque el bateador designado no había tomado un turno al bate.   Y al enterar al manejador de Holcá, éste se entercó diciendo que el cambio era correcto y al ver que no era aceptado dicho cambio optó por retirar a sus jugadores del campo y pese a que se le pidió que metiera a su gente para continuar, éste se negó a hacerlo y, luego de vencer el tiempo de espera, fue declarado el fórfit.

En la imagen principal, el alto mando de los Guerreros (derecha) y el de Holcá, con los hombres de azul.

Por Los Guerreros lanzaba el zurdo Érick Poot, quien colgó la argolla en cuatro bateadores y por los seleccionados lanzó Ulises Puerto, quien fue duramente castigado, antes de ser enviado, de manera irregular, a defender la esquina caliente. Puerto aparece abajo, antes de que se arme el relajo.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *