¿Quién se anima a regresar el fútbol a Tabasco?

enero 27, 2017

 

Por Erick A. Ruiz Novelo

Hace unos días, el portal de ESPN publicó una nota bajo el título: “Campeche, el estado en el que murió el fútbol”. En el texto se destaca que este Estado no sólo carece de un equipo en la Liga MX o en la de Ascenso, tampoco ha aportado a ningún jugador a estas ligas en los últimos años.

Tienen razón. Pero Campeche no es el único en el sureste de México que carece de fútbol a ese nivel. Hace mucho tiempo que Tabasco tampoco puede presumir de un equipo en la Liga de Ascenso ni mucho menos en la Primera División. En el recuerdo de muchos aficionados aún están los Lagartos, aquel equipo que durante cuatro años (2002-2006) hizo vibrar al Estadio Olímpico de Villahermosa en la desaparecida Primera A.

La gran diferencia es que Tabasco sí ha aportado varios jugadores a los clubes mexicanos: actualmente militan los hermanos Mauro y Diego Lianez Leyva, y el cardenense Jesús Gallardo Vasconcelos, destacado jugador de los Pumas de la UNAM y quien es seguido por el técnico de la Selección de México, Juan Carlos Osorio.

También figuraron en algún momento Alejandro Zurita, Manuel Marroquín, Manuel Tejeda Vértiz, Carlos Eduardo Romero, Gilberto Pérez, Bardo Fierros, Luis Ocaña Brindis, entre otros. Incluso hasta Aníbal Zurdo, un tabasqueño de padres españoles que pasó sin pena ni gloria en el Cruz Azul y el Veracruz. En contraste, sólo un campechano juega en la Liga de Ascenso: Javier Que Delgado, con el Tampico.

El que no haya fútbol de la máxima categoría en Tabasco hace más meritorio lo que han logrado estos jóvenes con esfuerzo y sacrificio, lejos de su tierra y familia. Ya pasó una década de los inolvidables Lagartos. ¿Acaso no habrá más empresarios visionarios para traer una franquicia a territorio choco?

Actualmente, Yucatán (Venados de Mérida) y Quintana Roo (Atlante) poseen equipos de la división de Ascenso. Es cierto que actualmente se atraviesa por una delicada situación económica, pero quien tomara la decisión de traer un equipo de Primera o de Ascenso a Tabasco puede estar seguro de que encontrará una afición ávida de fútbol de categoría. ¿Se imaginan los llenos que habría en el Olímpico con las visitas del América, Chivas, Cruz Azul o Pumas en un partido de Copa?

Hace poco, la Liga MX solicitó a Carlos López Chargoy deshacerse de los Jaguares. Según El Economista y Forbes México, el valor del, club es de 38.2 millones de dólares Sin embargo, su valor ha disminuido en un 55% desde el torneo de Clausura 2013. Actualmente la cotización es de 23.8 millones. “Jaguares está a la venta. Algunos empresarios preguntaron por el equipo, pero no se animaron a adquirirlo”, ha dicho López Chargoy. ¿Habrá algún empresario con visión y audacia para traerlos a Tabasco?

La foto corresponde a un partido de la entonces Primera División A que los Lagartos de Tabasco jugaron en Mérida contra los Venados.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *