Los Venados, en el tobogán: caen en la selva cañera

enero 21, 2017

 

Con goles de Alejandro Berber y Jonathan Ramis y un autogol de Pedro Terán, los Cañeros de Zacatepec propinaron su tercera derrota consecutiva a los Venados del FC Yucatán, 3-1, al continuar esta tarde la fecha cuatro del Torneo Clausura de la Liga de Ascenso.

El partido se jugó en el nuevo “Agustín ‘Coruco’ Díaz” de Zacatepec, Morelos, ante escaso público.

Todos los goles cayeron en el lapso inicial. Berber abrió el marcador a los 8 minutos, con su autogol a los 14′ (rebanó un centro inocente y lo introdujo en su propia meta) puso el 2-0 y a los 31 minutos el encuentro tomó visos de goleada, cuando Ramis hizo el 3-0. Empero, a los 36′, Juan Calderón hizo el solitario tanto de los yucatecos.

EL PARTIDOS

Las acciones comenzaron y Zacatepec desde los primeros minutos salió a proponer el encuentro por lo que a los 9 minutos lograba abrir el marcador por conducto de Alejandro Berber, quien tras dos disparos dentro del área lograba vencer la meta de Ferriño. Las emociones en esta primera mitad continuaría ya que Zacatepec encontraría al minuto 15 el segundo tanto tras un centro de Arturo Alvarado que no lograba conectar bien Pedro Terán y el esférico terminaba en su propio arco.

Posteriormente justo en el minuto 31 Jhonathan Ramis hacía enloquecer al “Coruco” tras marcar un golazo de tijera y poner el 3-0 en el marcador. Venados por su parte intentó reaccionar y al 36 lograba acercarse en el marcador por conducto de Juan Calderón, por lo que Cañeros y Venados se irían al descanso con el marcador de 3-1.

La segunda mitad comenzó y nuevamente Zacatepec desde los primeros minutos propuso el encuentro y buscaba aprovechar los espacios que dejaba Venados en su intento de ir al frente en busca del segundo tanto.  Los cambios por parte de ambos estrategas no se hicieron esperar y ambos equipos tuvieron acciones de mucho peligro a la ofensiva, pero el cronómetro no se detuvo por lo que al minuto 90 el árbitro decretaba el final del partido y con ello la Caña regresaba a la senda del triunfo en su casa y con su gente.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *