Castores-Bombarderos será “la guerra”

enero 20, 2017

 

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

En el rubro de objetivos de la libreta del mánager de los Castores de Mérida, José Caballero Delgado, está palomeado el primer objetivo: llegar a semifinales en lo que es el debut del equipo en la Liga “Naxón Zapata”. Está pendiente aún el segundo, que es llegar a la final.

Los Bombarderos de Izamal buscarán que no lo logren.

El domingo, los Castores iniciarán la carrera ante Izamal, un rival que nadie quería enfrentar, por el equilibrio en todos los aspectos del juego.

Todas las dudas y ansiedades comenzarán a disiparse a partir de este domingo, en el inicio de lo que seguramente será una serie que se extenderá a tres encuentros.

Y seguro será una serie de pitcheo.

“Ya cumplimos la primera meta que era llegar a la semifinal”, dijo Caballero Delgado, quien busca obtener el título que le hace falta en su palmarés. “Dejamos atrás a un gran equipo como fue Xocchel y ahora vamos contra una de las mejores novenas de la liga, el subcampeón Bombarderos de Izamal”, señaló el dos veces timonel monarca en la Liga Meridana.

Caballero resumió con una breve expresión lo que es el equipo izamaleño.

“Muy balanceado en pitcheo y bateo”.

Cierto José. Ese equilibrio les dio a los izamaleños el pase a las semifinales como mejor tercer perdedor, tras caer en tres choques ante los Piñeros de Cozumel.

Los Bombarderos tiene en la loma una tercia de calidad encabezada por el dominicano Joffry Martínez, a quien respaldan el tabasqueño ex melenudo Gerardo Esparza y el campechano Ildefonso Herrera, alguna vez prospecto de los Piratas. En la serie del play off eliminatorio ante los Piñeros de Cozumel, no recibieron más de tres carreras por partido. Y a la ofensiva, ¡cuídado!

Los encargados de despachar los bultos postales de los Castores, encabezados por Óscar Rivera, deben estar atentos a los cañoneros de Izamal, en especial a Wárnel May Escobar, quien es el alcalde de la Ciudad de los Cerros,  el tabasqueño José Ramón, José Graterol y Francisco Montalvo, quien ha estado bien en la postemporada. Una baja clave es la del venezolano Nahum Hernández, quien está fracturado.

“Es un equipo difícil, pero los muchachos están al cien, enfocados en llegar a la final”, apuntó Caballero.

El timonel de los Castores no se saldrá de su estilo en cuanto al pitcheo de refiere. Ante Izamal seguirá con su clásico 1-2-3 que le ha dado buenos resultados. “No lo cambiaré, seguiremos igual”, dijo. Esto quiere decir que veremos a los zurdos Óscar Rivera (seis o siete entradas) y Álvaro Pacho (una) y al derecho Eduardo Sabido Ojeda, quien ha realizado grandes trabajos como cerrador. Y, para cualquier emergencia, Marco Castro estará listo para escalar la loma.

“Veremos partidos con pocos hits; son los equipos con mejor pitcheo de la liga”, dijo el periodista Diego Díaz, cercano a los izamaleños. “Los partidos serán cerrados, que se definirán por una carrera”, agregó.

Para Díaz, la defensiva también será decisiva pues, dijo, con el pitcheo tan cerrado, “cualquier error puede costar el partido”.

En este aspecto, los Castores tiene calidad, con José Vidal Castillo en la receptoría, Héctor Castañeda en la inicial, Sergio “Yeyo” Pacheco en segunda, Carlos Pisté en el campo corto y Dídier Espadas en la esquina caliente. Vidal, Castañeda y Pisté tienen experiencia de Liga Mexicana.

El pitcheo bombardero encabezado por el dominicano Martínez podría pasarla mal. Castañeda, pese a su veteranía, tiene poder, y Pisté está haciendo buenos contactos. Pero además, los Castores tienen a otros peloteros que se distinguen con la macana, como Fernando Alejos, Alan Arredondo, Raúl García y Mario Lavagnino.

Un detalle reafirma la categoría de esta serie como de pitcheo: en la campaña, incluyendo la fase inicial de la postemporada, se lanzaron dos partidos sin hit ni carrera. Los castores Castro, Rivera y Sabido lo hicieron ante los Naranjeros de Oxkutzcab y Joffry Martínez labró en solitario una gema sin hit ni carrera ante los Piñeros de Cozumel, en el segundo choque del play off.

La serie comenzará el próximo domingo a las 13 horas en el campo de Lucky Seven. Se cobrará una cuota de $25. Sólo se permitirá el acceso a 2,000 personas y la venta de boletos es de 9 a 14 horas en el campo, hoy y mañana sábado.

Los castores Marcos Castro, Óscar Rivera y Eduardo Sabido, tras lanzar el “no hit-no run” ante Oxkutzcab en la campaña regular

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *