Mexicali, a la final tras batalla de 16 actos

enero 20, 2017

 

Redacción arrobadeportes.com

Hit de oro de Luis Juárez en el cierre de la entrada 16 remolcó la carrera que dio a las Águilas el pase a su segunda final al hilo de la Liga Mexicana del Pacífico, tras vencer 4-3 a los Naranjeros de Hermosillo, en el séptimo y decisivo choque de la serie semifinal celebrado en Mexicali.

En el cierre de la entrada 16, Chris Roberson dio la voz de ataque con sencillo al bosque central y llegó a segunda por sacrificio de Jonathan del Campo. El perdedor Héctor Galván fue relevado por Wílmer Ríos, quien toleró imparable de Yuniesky Betancourt al bosque izquierdo, que colocó corredores en primera y tercera. Ríos dio boleto intencional a C.J. Retherford para llenas los senderos y al primer envío que hizo a Juárez, monarca de bateo del circuito este año, éste atizó rodado que se fue de hit al prado derecho, con el que Roberson llegó al plato con la carrera que dejó tendidos a los Naranjeros.

El triunfo fue para Javier Solano y el revés para Galván.

Mexicali, que bateó 17 incogibles, dejó a 18 corredores en circulación. Hermosillo, que pegó 12, dejó a 13 corredores en los senderos.

Mexicali iniciará la serie fina este sábado en Los Mochis ante los Cañeros, que hoy lograron su boleto a derrotar a los Tomateros de Culiacán.

VALIENTE ACTUACIÓN

El cerrador de Mexicali, Jacob “Jake” Sánchez, el mejor en salvamentos de la campaña regular, realizó un valiente relevo de siete entradas y un tercio. Sánchez subió a la loma en la octava y fue relevado en la entrada 15, con dos outs, cuando, tras eliminar a Dickson y Efrén Navarro, admitió sencillo de José Amador y firmó boleto a Dustin Martin. Javier Solano subió a relevarlo y ponchó a Fernando Pérez, quien entró de emergente en sustitución de Jason Atondo.

En total, en esa heroica actuación, “Jake” Sánchez, quien habitualmente trabaja una entrada, sacó 22 outs, con dos hits (ambos sencillos de Amador), par de transferencias y once ponches.

Sánchez mereció ganar, pero sus compañeros, aunque pusieron corredores en circulación en las entradas 11, 12, 13 y 15, se fueron con las manos vacías, en una de ellas por el mal corrido de bases de C.J. Retherford y en otras por la falta de bateo oportuno.

Y en la entrada 13, por una gran atrapada del antesalista Jason Atondo a batazo de Yuniesky Betancourt, con corredores en segunda y tercera bases y dos outs.

El partido duró seis horas y un minuto.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *