Reyes Vs. Piñeros, serie de pitcheo y algo más

enero 19, 2017

 

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Apriétese el cinturón. Los play offs de la Liga “Naxón Zapata” entran a una zona de turbulencia.

Luego de tres semanas de la etapa eliminatoria de la postemporada, cuatro equipos buscan el pase a la final del circuito, que vive una de sus mejores campañas.

Y en esta etapa (como en la anterior en la que hubo, incluso, un No-No), el pitcheo será determinante.

Los cuatro equipos presumen lanzadores de primera, de lo mejor en la campaña, con experiencia en el béisbol profesional y, sobre todo, mucha calidad. Ese departamento fue la prioridad en la integración de las novenas, al menos de las cuatro que llegaron a esta instancia.

Ese talento en la loma hace que las dos series se vean equilibradas.

TIZIMÍN VS. COZUMEL: EQUILIBRIO PURO

Quizá la más sea la que enfrentará a los campeones Reyes de Tizimín y a los Piñeros de Cozumel, que pese a perder a uno de sus principales jugadores por la “Regla Campos” (Abel Martínez) tuvo la capacidad para calificar a la postemporada e instalarse en la semifinal a costa de un equipo poderoso como es Izamal, finalista de la edición anterior.

Y decimos que la serie Reyes-Piñeros se antoja la más cerrada por las pizarras de los dos enfrentamientos que sostuvieron en la campaña y por el nivel de los lanzadores de ambos clubes.

Y ambos encuentros fueron para los cozumeleños.

En Tizimín, los Piñeros ganaron 2-1 y en el “Froylán López” de la isla, les repitieron la dosis a los Reyes, ahora 1-0. Noten: cuatro carreras en 18 entradas.

No hay que exprimirse el cerebro: los culpables de ello fueron los lanzadores. Por los Piñeros, sin duda la figura es José Domínguez Contreras, un joven veracruzano de un brazo de hierro, que le da a su mánager algo más de siete entradas por apertura. Domínguez, quien debutó en la Liga Mexicana en 2012 con el Águila de Veracruz cuando estaba por cumplir 20 años, tiene en su historial 33 partidos en la Mexicana, todos como relevista, con 1-1 en ganados y perdidos, un salvamento y 6.23 en porcentaje de carreras limpias.

Domínguez lanzó en 2013 para los desaparecidos Petroleros de Minatitlán y el Águila. En 2014 comenzó la campaña con el equipo jarocho, del que pasó a los Acereros de Monclova. La primavera pasada realizó la pretemporada con los Delfines de Ciudad del Carmen, pero pese a sus buenos trabajos no fue incluido en el “róster” por el entonces timonel José Offerman.

El lanzador veracruzano José Domínguez Contreras, una de las claves de los Piñeros de Cozumel en la liga “Naxón Zapata”

Y cuando Domínguez llegue a las entradas finales, ahí está el mánager-jugador Henry Pompeyo, quien no ha fallado en los últimos encuentros. El plan es ese: Domínguez-Pompeyo. Pero si el diablo mete la cola, los Piñeros tienen al polifacético Mauricio Ávila, el “Otani yucateco”, capaz de arreglar un partido a macanazos y de escalar la loma, que es su trabajo en el verano con los Generales de Durango, y apagar cualquier incendio.

Por el otro lado, la situación es similar. El timonel Francisco Turriza tiene tela de dónde cortar.

La base del “staff” de pitcheo es Alfonso Pulido, hijo de aquel ex zurdo veracruzano del mismo nombre que llegó a lanzar para los Piratas de Pittsburgh y los Yanquis de Nueva York. Pulido, quien brilló en la campaña regular, logró además los dos triunfos de los Reyes en el play off que se agenciaron 2-0 ante los Forasteros de Akil.

Tras el derecho, que juega en el verano en la fuerte Liga Estatal de Chihuahua con los Rojos de Jiménez, el timonel Turriza tiene a Dustin Heredia, uno de los más eficientes lanzadores del solar, a Miguel Herrera y a Raúl Uc.

Ellos, empero, tendrán que estar atentos a dos de los bates más calientes de los Piñeros: Jorge “Negro” Guzmán y Manuel Meneses, especialmente con el poder del primero.

DEFENSIVA DE LUJO

La defensiva de Tizimín es de primera, con una llave “de Liga Mexicana” de dobles matanzas, integrada por Alejandro Rivero Torres (Águila de Veracruz) en el campo corto y Luis Borges Burgos (Saraperos de Saltillo) en la intermedia.

“Nuestra defensiva es buena; tenerlos (a Rivero y Borges) nos da una buena defensiva y mucha experiencia en el infield”, dijo el guardabosque Néstor Segovia.

Pero no sólo son ellos. Anote a César Enrique “C.C.” Caamal Miranda detrás del plato, a Hugo Mendoza en la antesala y a Dante Arjona en el bosque central. Y a la ofensiva, además de “C.C.” (compañero de Pulido con los Rojos de Jiménez en el béisbol chihuahuense), los Reyes cuentan con Néstor Segovia (uno de los mejores con el basto ante Akil), José Luis Graniel y Carlos “Lorita” Sansores.

El primer choque será el próximo domingo en el campo “Dr. Juan Rivero Alonzo” de Tizimín.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *